Posteado por: literartevueltabajero | 27 abril, 2010

Dos motivaciones interesantes por el Cubadisco

La Casa de la Décima Celestino García, de Pinar del Río engalanó la tarde del sábado 26 con dos atracciones muy raigales, La Fiesta de las Tradiciones y la próxima celebración del evento Cubadisco 2010 donde la música y la décima malara tendrán un protagonismo esencial, fundamentalmente en sus variantes del verso improvisado, desde las tonadas hasta los pie forzados, diálogos poéticos y controversias.

El evento contó con el patrocinio del Centro Provincial de Casas de Cultura, así como la Casa de Cultura Pedro Junco de esta ciudad y donde sus especialistas en todas las artes jugaron decisivo papel.

El grupo musical Fulgor Campesino resultó la clave fundamental del acompañamiento a los poetas, así como la interpretación de la música popular tradicional.

Juan Montano y Oscar Santana, animadores del encuentro fueron facilitadores de la escena a la que acudieron en primera instancia los poetas invitados en su ronda habitual de tema libre.

El espacio dedicado a las tonadas se animó con aquellos versadotes que dominan esta especialidad en la que los timbres, el estilo y la gestualidad generan riqueza escénica y de no menos meritoria espiritualidad al revelar estados emocionales del poeta desde el dolor y la angustia hasta la alegría, el amor o el desamor.

Los lances competitivos comenzaron con los pie forzados donde los poetas, al azar, descifraban en previos papelillos el verso solicitado para asumir su mensaje con elegancia, calidad y buena interpretación al combinar la correcta estructura versal con la intención semántica.

Varias generaciones elevaron la categoría del verso improvisado a sus más altas escalas, desde Pablo Julio, El Principito, pasando por el joven egresado de los talleres de repentismo Eloy Sánchez Padilla hasta veteranos como Basilio Echevarría, una institución viva del verso improvisado en Pinar del Río.

Sin dudas la controversia más interesante fue protagonizada por el poeta invidente José Lorenzo Delgado y el improvisador Luis Valdés y donde el tema bucólico tuvo su azimut principal.

El virtuosismo de los laudistas fue probado ante los espectadores para darle su primacía a las cuerdas del instrumentista Juan José Martínez Arnedo, conocido como Pipo.

La actividad devino en una fiesta de tradiciones cuando los espectadores pudieron disfrutar de los platos típicos de la comunidad, así como de la artesanía y las artes plásticas, tanto en su expresión de Décima Mural como de los instrumentos típicos campesinos elaborados con fibras de arte rústico por el poeta Oscar Santana.

Las obras de artes plásticas expuestas también asumieron el paisaje pinareño para imprimirle con más acento el predominio de la identidad en la paleta de sus autores.

Las modas del género campesino estuvieron representadas en un conjunto de niñas y jóvenes que con gracia, expresividad y colorido ofrecieron sus trajes típicos desde las amazonas hasta los vestidos de sport apropiados a nuestra idiosincrasia.

Como evento típico de la Casa de la Décima no podía faltar su infusión favorita, el caisimón de anís, de manera que hubo un brindis con esta bebida cuya planta silvestre crece profusamente a orillas del Guamá en los predios de la institución.

El Proyecto Cultural de niños y jóvenes Con Sueños y Esperanzas que dirige Efraín Urrutia Musiega le dio colorido al espectáculo con bailes y danzas campesinas, así como su histrionismo particular para representar nuestras tradiciones.

En una de sus rondas intermedias los poetas le cantaron a uno de los eventos más esperados de la afición cubana y concerniente a nuestra estrofa mágica y los ritmos musicales del guajiro, Cubadisco 2010.

Sin duda, Folclor Campesino en calidad de grupo musical y nuestros más destacados poetas del verso improvisado serán testigos principales de esta cita criolla que se celebrará en la primera quincena del próximo mes de mayo en todo el país.

Quizás los versos del poeta José Lorenzo Delgado pudieran ser buena propuesta para cerrar esta pincelada después de los parabienes de las premiaciones en los diversos géneros convocados:

Lucen el punto cubano
y la música sitiera
sus cuerdas y guayabera
en el Ranchón de Montano.
Aquí con un mano a mano
anticipamos la unión:
música, improvisación
desde la playa hasta el risco
celebrando el Cubadisco
con brindis de caisimón

Cortesía de Lorenzo Suárez Crespo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: