Posteado por: literartevueltabajero | 19 octubre, 2010

EN BUSCA DE LAS RAICES

Conscientes de que lo más puro está en las raíces, con cuatro días de anticipación los poetas improvisadores y el público que cada sábado propician su encuentro en la Casa de la Décima Celestino García, festejaron la Jornada por el Día de la Cultura Cubana que tiene como cierre el día 20 de octubre, 142 aniversario de haber sido entonado por primera vez en las calles de Bayamo nuestro Himno Nacional.
En la Ronda de los poetas el improvisador invidente José Lorenzo Delgado al ritmo de guitarra, laúd y tres dijo estos versos:

Aquí donde los poetas
improvisan en su honor,
la Patria siente el amor
en sus variadas facetas.
Desde el canto a las cuartetas
la décima se desgrana
y cuando ella se engalana
con su criollo lenguaje,
le está rindiendo homenaje
a la Cultura Cubana.

El espacio fue propicio como siempre para la música y los versos, tanto de los trovadores del patio como otros invitados que acudieron a la cita desde Artemisa en el caso de Geovany León; desde Los Palacios con Enrique González Cardentey y San Juan Y Martínez con el destacado repentista Juanito Rodríguez.
El paréntesis infantil fue ocupado por los pequeños improvisadores El Gallito del 4 de Viñales y la niña Anabeiby Rodríguez, de San Juan y Martínez con el acompañamiento de Fulgor Campesino.
Tonadas, pie forzados, controversias y el piropo cantado le dieron colorido al encuentro con una entusiasta participación de la comunidad y los invitados donde no faltaron las canciones tradicionales campesinas para disfrute de los bailadores.
Meritorio reconocimiento del público tuvieron las controversias que protagonizaron los dúos Enriquito-José Lorenzo, así como Juanito-Geovany y que fueron de exquisita calidad, tanto en los temas tan genuinos de su arraigo popular y sentido de pertenencia como de la factura semántica abordada en la estrofa mágica.
Juan Montano, director y Oscar Santana, declamador, condujeron los espacios durante casi dos horas bajo el hado sonoro del ranchón de la música y el verso improvisado tan cercanos al río Guamá que dibuja su serpentina de luz en los lindes de esta ciudad de Vuelta Abajo.
Los poetas visitantes además de recibir los aplausos de admiración y cariño del público fueron agasajados con un recuerdo de la Casa de la Décima al obsequiárseles dos plegables: uno de selección donde aparecen los poetas desde Celestino García hasta la actualidad y otro del poeta y promotor cultural Lorenzo Suárez Crespo y que se extiende en su versión digital a todos los admiradores de la décima malara pinareña con rico sabor criollo y en el cual están presentes los sentimientos patrios de sentido de pertenencia e identidad.

POSTALES DE MI PATRIA

CUBA

Isla de verde crespón,
orgullo del mar Caribe,
¿quién al verla no concibe
las palabras de Colón?
Su silueta es  acordeón
tendido sobre la mar.
Brisas, trinos y palmar
teje en sus mitos,  leyendas
como   místicas ofrendas
desde  el azul de  su  altar.

10 DE OCTUBRE

Traduce un nuevo mensaje
la campana redentora
y a su badajo le aflora
la voz de un canto salvaje.
Destellan en el paisaje,
de los esclavos las venas
en apoteosis, y apenas
roto el yugo alzan la frente
y estalla la sangre ardiente
sobre un llanto de cadenas

CARLOS MANUEL DE  CÉSPEDES

La Patria  lo vio tañer
las campanas de la historia
y en aras de la victoria,
en San Lorenzo caer.
El pueblo supo poner
la presidencia en sus manos
y cuando plomos hispanos
sellan el duelo fatal,
sube a la cumbre, inmortal,
el Padre de los Cubanos

AGRAMONTE

Loor al Bayardo, gloria
al excelso capitán,
mármol en beso, huracán
del espiral de la historia.
Me traslado en la memoria
hasta el paisaje de horror
donde cayó el gladiador
sobre un potrero de malvas
y disparó las diez salvas
de mi décima en su honor.

LA PALMA

Reina en montaña pradera
busca vertical el cielo
mientras la brisa con celo
le riza la cabellera.
Es la más fiel compañera
del claustro primaveral
y si es su emporio real
lo que la caracteriza,
más que todo simboliza
nuestro Árbol Nacional.

EL ESCUDO

Cuando  orgulloso describo
tu excelsa simbología,
en torno a tu anatomía
encino y laurel percibo.
Desde tu centro, y altivo,
con su  llave un mar en calma,
el sol que alumbra la palma,
las franjas de la bandera
y en gorro frigio, cimera,
la limpia  estrella del alma.

LA BANDERA

Azul del cielo  en tres planos
alternando  la pureza
y un triángulo donde reza
la sangre de los cubanos.
Cuando te impulsan mis manos
al pedestal de la gloria,
tal parece que en su euforia
en ti la patria destella
y es el fulgor de la estrella
un faro para la historia.

MUJER CUBANA

Alma noble y generosa
de una pieza, luz y amor.
eres el verso y la flor,
eres la espada y la rosa.
Te he visto de mariposa
volando en la primavera.
Te he visto en la lucha fiera
en desafío a la suerte
y en reto a la misma muerte,
caer junto a la bandera.

GUAYABA

De la mañana el rocío,
de las aves el sinsonte
y del embrujo del monte,
las frescas aguas del río.
Prefiero el lomerío
el sol que mide su altura
y de las frutas con pura
y cubana devoción,
la pulpa tibia en sazón
de una guayaba madura

PIÑA

Con el porte coronado
se destaca en la campiña.
Es olorosa la piña
en su   traje constelado.
Es  reina desde el pasado
y criolla por demás,
pero su fama quizás
más que en vasallos y reyes
fue en labios de siboneyes
al murmurar… ananás.

POMARROSA

Alta en las ramas destella
con sus pupilas de sol
en aureolas de arrebol
que hacen la tarde más bella.
Ante tan plácida huella
en verde luz, olorosa,
con inspiración gozosa
y filamento por galas
deja en mis versos sus alas
la flor de la pomarrosa.

GALLO

Oh, caballero de gala
con dos alfanjes mortales,
¿qué arrogancias matinales
tu señorial canto exhala?
El prisma vino en el ala
de tus plumas a reinar
y de la cresta al vibrar
con indómita fiereza,
sacude el sol su pereza
para ceñirte el ajuar.

MARIPOSA

Dama del alba que exhalas
En el viento tus suspiros,
Tal pareces en los giros
una palabra con alas.
Ven con  atuendo y con galas
encarnando una diadema.
Te invito, pequeña gema,
ven en tus lances dispersos
a perfumar los diez versos
que evocas en mi poema.

ZUNZÚN

Zuncifino, zunciflor,
aparece tempranero
en busca del despensero
de los jardines en flor.
Equilibrista mayor
y por cántico, murmullos.
En sus alados arrullos
zumba y liba sin cesar
dueño del aire al besar
los dulcísimos capullos.

CAFÉ

Después que el grano colora
su madurez, va al tendal;
luego el sol hace el ritual
y seco al pilón aflora.
La llama lenta lo dora
y lo tritura el molino.
Después, en polvo muy fino,
pasa hervido al colador
y no hay más rico sabor
al paladar campesino.

GUITARRA

Joya de esbelto moldeado,
cómo  se escapan los trinos
por los vibrantes caminos
de finísimo enrejado.
¿Qué Musa se ha enamorado
de tu secreta hermosura?
¿Quién cinceló tu escultura
con la frescura de un verso
y en tu piel, madero terso,
te dibujó una cintura?

ALICIA ALONSO

Flexible y grácil figura,
quiebra el aire tu silueta
y un leve giro de aleta
va creciendo hasta la altura
y luego baja, qué pura
expresión y al inclinarte
con tu cuerpo que reparte
un movimiento de esfera,
cabalga tu cabellera
sobre la estrella del arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: