Posteado por: literartevueltabajero | 23 febrero, 2011

Historia de las Ferias del Libro en Cuba

“Amar la lectura es trocar horas de hastío por horas de inefable y deliciosa compañía”. John F. Kennedy.

“Amar la lectura es trocar horas de hastío por horas de inefable y deliciosa compañía”. John F. Kennedy.

La Feria Internacional del Libro en Cuba tiene su más lejano antecedente en la primera muestra celebrada con respaldo estatal entre los días 20 y 27 de mayo de 1937. Tuvo lugar en la explanada de La Punta, Malecón y Paseo de Martí (más conocido como el Paseo del Prado), en los terrenos que por entonces ocupaba la Cárcel de La Habana.

En ella participaron las principales librerías habaneras de la época (Minerva, La Moderna Poesía, Martí, Económica, P. Fernández, Labraña, La Casa Belga, La Divulgación Literaria, Sudamericana, Escuela Nueva), respondiendo al llamado de Emilio Roig de Leuchsenring y José Luciano Franco, quienes por aquella época desarrollaban una destacada labor de promoción cultural comunitaria con la colaboración de otros intelectuales cubanos.

También estuvieron presentes, con stands propios, la Dirección de Cultura del Ministerio de Educación, la Colonia Hebrea, la revista Carteles, la Editorial Trópico y la Oficina del Historiador de La Habana.

La Feria fue inaugurada con las palabras del entonces progresista alcalde de La Habana, Antonio Beruff Mendieta, y del escritor Alfonso Hernández Catá. La parte artística estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica y de los Niños Cantores de Viena. La clausuró el doctor José María Chacón y Calvo, director de Cultura del Ministerio de Educación.

Como era de esperar, tal acontecimiento tuvo escasa resonancia en la prensa de la época, salvo alguna atención que le dedicó el periodista Ramón Vasconcelos, quien en su habitual columna Al margen de los días, del periódico El País, después de señalar que le había parecido superior en su organización a la primera feria del libro de Madrid, expresaba: «Más cuidada la selección, más atención oficial para el librero. Sólo que no es posible convertir en entusiasmo súbito la indiferencia de un público, de un gran público que discute hasta el precio de los periódicos.»

Vasconcelos, en el mismo artículo, elogiaba la iniciativa de los organizadores y concluía con esta sentencia: «Sin exposiciones, sin ferias de libros, sin inquietudes intelectuales, sin vivencia espiritual, una capital no puede llamarse culta.»

Hubo ferias, exposiciones y ventas de libros en otros momentos de la historia cubana, en las que se destacaron -en los años 49 y 50- las organizadas por intelectuales como Raúl Roa García (el Canciller de la Dignidad) y otras figuras de la cultura nacional republicana.

Tras el triunfo revolucionario de 1959, con la masiva campaña de alfabetización realizada y el establecimiento de una abarcadora política educacional; el libro y la lectura fueron ganando espacios y un creciente interés del público.

Breve recorrido por las Ferias Internacionales del Libro en Cuba:

I-1982: Palacio de Bellas Artes de La Habana. Presencia modesta como observadores de países latinoamericanos. Muestra especializada dedicada a José Martí, Jorge Dimitrov y Nicolás Guillén. Durante muchos años la feria tuvo un mismo lema: «El libro: fuente de amistad entre los pueblos».

II-1984: Hotel Habana Libre y Pabellón Cuba. 25 países y tres organismos internacionales. Muestra especializada: El libro científico-técnico.

III-1986: Palacio de las Convenciones. 44 países y seis organismos internacionales. Muestra especializada: El libro para niños y jóvenes.

VI-1990: Pabexpo. 44 países y cuatro organismos internacionales. Muestra especializada: La medicina al servicio de la humanidad.

V-1992: Pabexpo. 38 países y varios organismos internacionales. Muestra especializada: El Quinto Centenario del Encuentro entre Dos Culturas.

VI-1994: Pabexpo. Más de 30 países y varios organismos internacionales. Muestra especializada: El medio ambiente y la alimentación.

VII-1996: Pabexpo. 27 países y varios organismos internacionales. Muestra especializada: La computación hacia el año 2000.

VIII-1998: Pabexpo. 28 países y tres organismos internacionales. Se dedicó por primera vez a un país: México. Contó con la presencia, en su última jornada, del Comandante en Jefe Fidel Castro.

IX-2000: Por primera vez en la Fortaleza San Carlos de La Cabaña. Más de 30 países y varios organismos internacionales. País invitado de honor: Italia. Bajo el nuevo lema «Leer es crecer»; se dedicó por primera vez a un autor: Cintio Vitier, Premio Nacional de Literatura 1988.

X-2001: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País invitado de honor: España. Se dedicó a Roberto Fernández Retamar, Premio Nacional de Literatura.

XI-2002: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País invitado de honor: Francia. Se dedicó a Miguel Barnet, Premio Nacional de Literatura. Abarcó, además, otras 18 ciudades cubanas, a lo largo de 34 días.

XII-2003: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. Como invitados de honor: la Comunidad Andina de Naciones (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela). Se dedicó a Pablo Armando Fernández, Premio Nacional de Literatura. Abarcó, además, otras 30 ciudades cubanas.

XIII-2004: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País invitado de honor: Alemania. Dedicada a Carilda Oliver Labra, Premio Nacional de Literatura. Abarcó, además, otras 40 ciudades cubanas.

XIV-2005: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País invitado de honor: Brasil. Dedicada a: Abelardo Estorino y Jesús Orta Ruíz «El Indio Naborí», ambos Premios Nacionales de Literatura. Abarcó otras 35 ciudades del país.

XV-2006: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País invitado de honor: Venezuela. Dedicada a: Nancy Morejón y Ángel Augier, ambos Premios Nacionales de Literatura. Abarcó otras 35 ciudades del país. Por vez primera se organiza en el Castillo de los Tres Reyes del Morro «El Bazar de las Artes».

XVI 2007 Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País invitado de honor: República de Argentina. Dedicada a: César López Premio Nacionales de Literatura y Eduardo Torres-Cuevas, Premio Nacional de Ciencias Sociales.

XVII 2008 Fortaleza San Carlos de La Cabaña. Invitado de honor: La cultura de Galicia. Dedicada a Graciela Pogolotti y Antón Arrufat. Abarcó otras 40 ciudades del país.

XVIII 2009. Fortaleza de San Carlos de la Cabaña. País invitado de honor: Chile. Dedicado a Jorge Ibarra, Orden Por la Cultura Nacional, y Fina García Marruz, Premio Nacional de Literatura.

XIX 2010: Fortaleza San Carlos de La Cabaña. País Invitado de Honor: Federación de Rusia. Dedicada a: María del Carmen Barcia Zequeira, Premio Nacional de Ciencias Sociales  y Reynaldo González Zamora, Premio Nacional de Literatura.

Anuncios

Responses

  1. La lectura es de gran utilidad cuando se medita lo que se lee.
    Malebranche

  2. La televisión ha acabado con el cine, el teatro, las tertulias y la lectura. Ahora tantos canales teminan con la unidad familiar.
    Antonio Mingote

  3. La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren.
    Francis de Croisset

  4. “El libro gobierna a los hombres y es el maestro del porvenir.” Raymond Poincaré


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: