Posteado por: literartevueltabajero | 25 abril, 2010

Un día especial para los pinareños

Al canto de las aves y el susurro del río, sumó sonoridades este amanecer la décima campesina: los guajiros de La Paila, en las montañas de esta localidad pinareña, eligen a su delegado ante el gobierno municipal.

Vivir muy próximos al cruce o paso del cauce, hace destino de muchos a la casa de Antonio García y sus hijos, hoy colmada de lugareños que, tras desandar kilómetros por el monte, degustaron el café para llegar a la bodega Epifanio Milián, nombrada así en honor a ese campesino asesinado por la contrarrevolución, entidad convertida en uno de los mil 912 colegios habilitados en Pinar del Río para los comicios parciales.

Por su ubicación geográfica, La Paila, en la Sierra del Rosario, es circunscripción especial, donde en opinión de vecinos, el delegado a la Asamblea Municipal añade a sus funciones de coordinador y fiscalizador, el reto de vencer obstáculos naturales como la distancia y el terreno abrupto, para lograr el imprescindible contacto con los electores.

Antonio, de 72 años, y Yoan, su benjamín, fueron de los primeros en votar y guitarra en mano entonan espinelas del Cucalambé, el Indio Naborí, u otros poetas que le cantaron al paisaje, protagonista de la vida de los hombres de las cordilleras cubanas, el 18 por ciento de la geografía nacional, escenarios donde otrora señoreó el olvido.

“Recuerdo como si fuera hoy, dice Antonio, cuando el tristemente recordado coronel de la guardia rural, Jacinto Menocal, llegó a orillas de este río tras unas elecciones de marcado abstencionismo y anunció su regreso una vez que bajara la crecida, para ir a ajustar cuentas, cosa que no pudo hacer ante el incremento de la lucha contra Batista”.

Yo, valoro la democracia cubana actual, pues antes los guajiros ni siquiera conocíamos a los políticos, siempre distantes y ajenos a nuestra suerte, mientras hoy nos representan los mejores de nosotros, afirma en un entorno, casi virginal, al cual llegaron para quedarse escuelas y consultorios médicos, entre otras bondades.

Elegir el delegado entre Sixto Roque y Lázaro Hernández, dijo, es ejercicio de poder, difícil por los méritos de ambos; hombres laboriosos, mérito imprescindible para ganar la confianza de los hombres y mujeres del campo.

Pinar del Río vive este domingo la primera vuelta de los comicios parciales, con vistas a elegir a mil 287 delegados, destinados a igual número de circunscripciones.

Anteriormente desarrolló un proceso emprendido el pasado 24 de febrero, que incluyó la nominación, publicación de biografías y de lista de electores, requeridas para la transparencia del sufragio.

Cortesía de Elena Milián

Comentarios
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: